• Optimiza tu presupuesto de marketing

      SHARE
      , / 2039

      Ana Paula Vazquez, de la empresa SEDO, nos brinda en este artículo las claves para optimizar el presupuesto de marketing mediante el uso de dominios de Internet.

      La facilidad para ser encontrado (findability) en Internet es una prioridad, y a medida que las empresas empiezan a desarrollar planes y presupuestos para el próximo año, hay ámbitos menos conocidos u onerosos pero todavía efectivos que se pueden integrar a los programas de marketing para conseguir una mayor rentabilidad por el dinero invertido en marketing.

      En 2015, los nombres de dominio son uno de esos ámbitos. Las empresas que actúen rápidamente tendrán una oportunidad única de tomar la delantera al aprovechar una afluencia de nuevas extensiones de dominio que comenzaron a llenar el mercado este año y el próximo habrá incluso más.

      Estos nuevos dominios genéricos de nivel superior (gTLD) van más allá de los “puntocom” y otros a los que estamos acostumbrados. Incluyen extensiones como .lat, .moda o .shop, .club, .restaurante y otras palabras descriptivas que las empresas podrían utilizar como sufijo al nombre de dominio de su marca. Por ejemplo, en lugar de utilizar flowershop.com, una empresa puede adquirir un nuevo dominio como flower.shop para obtener una serie de ventajas claras, como un gran valor SEO, el branding memorable y la asequibilidad.

      Ventaja SEO
      Desde la llegada de los motores de búsqueda, los nombres de dominio han sido un factor importante para ayudar a los sitios a ocupar los primeros puestos en los resultados de búsqueda. Cuando una persona teclea una palabra en un buscador como Google, es lógico que los sitios que contengan esa palabra en su nombre de dominio ofrezcan un resultado de contenido relevante. Llegó a popularizarse tanto como una forma de situarse en los primeros puestos de los resultados de búsqueda, que la gente pronto empezó a “jugar con el sistema” y a usar en exceso dominios de palabras clave, lo que hizo que Google bajara el nivel de impacto.

      Sin embargo, Google nunca dijo cuánto había reducido en realidad ese nivel y, a pesar de lo que se ha dado a entender a muchos, los dominios de palabras clave aún tienen mucho valor. De hecho, un estudio reciente de la compañía de software SEO CanIRank pone de manifiesto que los dominios de palabras clave obtienen más puntuación que los llamados dominios “brandable”.

      Esta es una buena noticia para los dominios en general, pero también hay que tenerlo en cuenta al examinar y seleccionar un nuevo gTLD. Con cientos de nuevas extensiones saliendo al mercado, en forma continua y muchas de ellas con palabras clave genéricas, los motores de búsqueda podrán ahora indexar un sitio en base a palabras a la izquierda y la derecha del punto, proporcionando mucho más contexto sobre el que clasificar los resultados de búsqueda.

      Branding memorable
      Gracias a los nuevos gTLD, las empresas encuentran con más facilidad un dominio que sea fácil de recordar y que refleje mejor su identidad y su marca. Muchas empresas, especialmente las nuevas, han elegido sus nombres basándose en la disponibilidad del dominio y, como resultado, las empresas que tienen dominios extravagantes o utilizan grafías no convencionales resultan más difíciles de recordar.

      La gran cantidad de gTLD disponibles pone fin a esta locura al ofrecer a las empresas opciones de registro que son al parecer ilimitadas, lo que permite a las empresas encontrar un dominio que haga justicia y represente a su marca.

      Asequibilidad
      La regla de oro del sector de los dominios, .com, seguirá imperando en Internet durante algún tiempo, incluso aunque los nuevos TLD se vayan afianzando. Debido a esto, el precio medio de un nombre .com en el mercado secundario ronda los US$ 2.800, de acuerdo con los datos del mercado de dominios más recientes para el segundo trimestre de 2014. Mientras que este precio es una cantidad muy razonable a pagar por la “sede virtual” de una empresa, los nombres .com ultra premium pueden costar mucho más y, a veces, llegar a seis y hasta siete cifras. Una vez más, los nuevos gTLD constituyen una excelente alternativa. Por las simples leyes de la oferta y la demanda, la disponibilidad de nuevas extensiones de dominio ofrece a las empresas muchas más opciones, manteniendo los precios más asequibles para empresas de cualquier tamaño.

      Buena idea
      Las empresas que actúen ahora y sean las primeras en aprovechar los nuevos gTLD podrían conseguir dominios valiosos al menor coste posible. Tal como han demostrado los hechos con el tiempo y la investigación científica, los nombres de dominio constituyen un activo financiero como cualquier otro y se valorizan con el tiempo. Con esto en mente, está claro que la compra de un dominio poco después del lanzamiento de una extensión es la mejor oportunidad para maximizar el valor, al tiempo que se consigue un dominio memorable que se ajusta a una marca y puede mejorar el nivel SEO. Mientras que las empresas invierten la mitad de sus presupuestos para marketing en actividades de búsqueda este año, las más inteligentes que tomen una pequeña cantidad y la destinen a dominios obtendrán un enorme potencial de crecimiento.

      Después de todo, los nombres de dominio son la base sobre la que las empresas construyen sus marcas en el marketing online, que cada vez cobra más importancia. Aunque los medios sociales y otros canales son importantes, un sitio web y un dominio son realmente los únicos activos digitales que una empresa posee y controla totalmente, lo que los convierte en elementos críticos desde una perspectiva de marca a todas luces global.

      Con los nuevos TLD, encontrar el dominio adecuado es más fácil y más asequible de lo que ha sido en décadas.

      La nota completa se puede consultar en este link.

      Deja tu comentario

      Tu email no será publicado